Luego de confirmarse su salida del Chicago Fire de la MLS, el zaguero costarricense Francisco Calvo continúa sin ligarse a ningún equipo y ya son varios los clubes nacionales que se frotan las manos por traerlo a sus tiendas. 

No es para menos, las condiciones de Calvo son más que destacables en un torneo como el tico, quien además de su experiencia en ligas extranjeras, siempre ha mostrado un notable liderazgo en los planteles donde le ha tocado participar.

¿Vuelve a Costa Rica?

Actualmente los rumores sobre un eventual regreso al balompié costarricense han cobrado relevancia y los medios de comunicación lo colocan en uno de los dos clubes más grandes del país: Alajuelense o en su antigua casa, el Deportivo Saprissa. Sin embargo, el mundialista no ha dado niguna confirmación para ninguna de las dos aceras y la moneda sigue en el aire.

Calvo era figura indiscutible del Chicago Fire desde su arribo en mayo de 2019, donde pasó de ser un defensa más, a ser el capitán de los "Men in red", privilegio que acabó hace algunas semanas con el anuncio de su salida del club. Calvo tiene buena marca, coberturas oportunas, velocidad en salida y buen juego por las alturas; es un jugador completo, seguro  y moderno.

Días atrás, Calvo agradeció los buenos comentarios recibidos por la afición morada, lo cual considera como un verdadero halago aunque tampoco aseguró su regreso al país, incluso dijo estar dándole prioridad a nuevas experiencias fuera del territorio costarricense y de no concretarse nada, valoraría la posibilidad de incorporarse a la Liga Promérica.

El principal obstáculo para la llegada de Calvo a tierras costtaricenses es el elevado costo de su ficha, un monto que no cualquiera está dispuestos a pagar. 

Luego de jugar en el campeonato nacional con Herediano, Pérez Zeledón y el Saprissa, Calvo se convirtió en legionario determinante al llegar a la MLS para formar parte del Minnesota United en una primera etapa, pero fue su llegada al Chicago Fire lo que lo catapultó como uno de los mejores defensas ticos en la actualidad. También probó suerte en el Nordsjælland de Noruega pero con poca participación.

Al mismo tiempo, Calvo es uno de los más regulares a los llamados de la Selección Nacional y su desempeño siempre es uno de los mejores dentro del plantel tricolor. De momento no se sabe con certeza cuál será su destino, pero el tiempo se agota y tendrá que tomar una decisión pronto, no solo para tener un alto ritmo de competencia, sino para que llegue a tono para las fechas elmiminatorias con La Sele en enero, febrero y marzo del próximo año.