Después de tantos rumores y espera, Jorge Luis Pinto se reunió hoy con los directivos de la FedeFut en una plática presencial. Es el favorito de todos para dirigir a Guatemala y buscarán ver los detalles que hay para cerrar su llegada. De todas maneras, planean entrevistas a otro candidato más en estos días.

Pinto tiene experiencia con Costa Rica, la más destacada de todas por el increíble Mundial Brasil 2014 que realizó, y Honduras, la mancha oscura en su carrera porque estuvo muy lejos de lo esperado por los catrachos. Es un candidato que conoce la región y que trae un proyecto estricto para una plantilla con varios inconvenientes.

El estratega sudamericano exige un salario mensual de 40 mil dólares, superando el techo que tenía la FedeFut que oscilaba entre 20 o 30 mil dólares. El propio presidente de la Federación, Gerardo Paiz, declaró en off que se haría cargo de la diferencia con tal de que llegue el mundialista con el combinado tico.

Los temas que se tocaron son principalmente los planes de trabajo y las intenciones con el fútbol guatemalteco. Es fundamental la liga nacional también para este proyecto, algo que se viene diciendo hace tiempo y debe hacerse realidad con el arribo de un entrenador como mucha experiencia encima.

El último director técnico que quedan por juntarse es el argentino Pablo Garabello. Además de Pinto, la Federación también entrevistó a Rodrigo Kenton (Costa Rica), Eugenio Villazón (México) y Luis Fernando Tena (México). Todos con bastante experiencia, pero sin el gran historial del colombiano.