Costa Rica midió fuerzas con Zambia por la tercera jornada del Grupo C. Las ticas saltaron al césped en búsqueda de un batacazo para despedir con honor un paso por Oceanía donde hubo que medirse con potencias de todo tipo. Las africanas se imponen ante un equipo que ya trabaja pensando en el futuro.

Mariana Benavides, Fabiola Villalobos, Valeria Del Campo, María Paula Coto, Gloriana Villalobos, Katherine Alvarado, Raquel Rodríguez, Melissa Herrera, Priscila Chinchilla y Sheika Scott como delantera, las elegidas por Amelia Valverde de cara a cerrar con orgullo una participación en la máxima cita que a los 130 segundos ya sufría su primer traspié.

Un córner desde la derecha encontraría la pierna de Lushomo Mweemba para anotar el primer gol de Zambia no sólo en la presente edición del certamen, sino en la historia de las africanas en la máxima cita. 0-1, 87 minutos por delante y un ojo puesto en ese Japón vs. España donde las niponas barrían al ritmo de contraataques y presiones de élite. Sobre el 31 un penalti de las ticas sería cambiado por Barbra Banda por otro tanto de un conjunto africano que imponía su fuerza en el Estadio Waikato de Hamilton. Grito sagrado número 1000 en la historia del certamen.

Cabeza alta

La segunda parte empezaría con una Costa Rica que se rebelaría ante la adversidad. Melissa Herrera descontaba apenas a los dos minutos del complemento. Grito de rabia, desahogo, fuerza y para empezar a una remontada que se buscaba por todo lo alto. Todo quedaría finalmente en un 1-3 donde la falta de suerte ante la portería contraria pasaría factura en todos los sentidos. Racheal Kundananji lo liquidó en el 93.

Así cierra la selección de Costa Rica un paso por la Copa del Mundo. Semanas de aprendizaje para las pupilas de Amelia Valverde en territorio oceánico, donde todavía queda por ver que ocurre con combinados como Canadá, Panamá o Estados Unidos. Nueva Zelanda ya es historia para un equipo que mereció algo de lo que se encontró al otro lado del Pacífico.