Óscar Duarte supo ser, a lo largo de su trayectoria, uno de los grandes referentes del fútbol costarricense. Desde que se marchó del Deportivo Saprissa en 2013, militó en el viejo continente defendiendo camisetas como las del Brujas de Bélgica o el Levante, en LaLiga de España. Sin embargo, la tica no es la única bandera que enarbola: también esgrime, siempre que puede, aquella que pertenece a la tierra donde nació.

Hablamos, claro está, de Nicaragua: el tres veces mundialista con La Sele vio a luz en Catarina, Masaya. Su vínculo con dicha nación es muy fuerte, tanto que se lo ha visto allí para festejar la navidad o su cumpleaños. Por si esto no bastara, recientemente se convirtió en propietario del América Managua, para poder ayudar a los más jóvenes en su búsqueda por convertirse en profesionales.

En declaraciones recientes, con citas reproducidas por La Prensa, señaló que hasta vería con buenos ojos sumar minutos con la Azul y Blanco. “No tengo ningún problema. Puede que en un futuro, ojalá se pueda dar“, esgrimió el defensor que actualmente se desempeña en el Al-Wehda de la máxima categoría de Arabia Saudita.

Sin embargo, explicó que hay una sola condición para que el hecho pueda concretarse: “Obviamente no puede ser ningún partido oficial, porque sí habría un problema“. Es pertinente recordar que la FIFA se ha flexibilizado en ese sentido, pudiendo un deportista representar a otro combinado patrio, aunque solo en duelos no oficiales.

¿Se puede jugar para dos selecciones diferentes?

La respuesta más directa es que sí. De hecho, han sido numerosos los casos de futbolistas que vistieron más de una camiseta nacional. Sin contar aquellos que fueron parte de la Sub-20 de uno y la mayor de otra, podemos mencionar a Denzel Dumfries. El neerlandés, nacido en Rotterdam, jugó para Aruba al comienzo de su carrera (e incluso marcó un gol). El hecho de que haya sido en compromisos por fuera de las reglas FIFA ha permitido que el hombre del Inter esté hoy disponible para la Naranja Mecánica.

Messi-Ronaldo, otro de los temas sobre los que habló Duarte

Volviendo al hombre que milita en el fútbol asiático, a este se le consultó por Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que han marcado una época y a quienes enfrentó en diferentes oportunidades. Lejos de inclinarse por uno de ellos, expresó que los dos han sido huesos duros de roer: “Para nadie es un secreto que son grandes jugadores“.

Han ganado prácticamente todo en el futbol, pero me he enfrentado a diferentes jugadores que han sido difíciles de marcar como Benzema, ellos dos (Cristiano y Messi) y tantos jugadores que han sido muy buenos. Uno de todos ellos aprende“, completó.