El fútbol guatemalteco celebra el debut de uno de sus compatriotas en una de las ligas más importantes de la Concacaf. Se trata de Rubio Rubín, quien se ha sumado a las filas del Querétaro, equipo con el cual jugó la primera fecha del torneo Clausura 2024 de la liga mexicana.

Luego de su paso por la MLS, ahora es el turno de regresar al fútbol azteca. El legionario chapín, el cual no jugó en la liga de su país, continúa fogueándose en ligas de nivel, algo sin dudas celebrado por los aficionados del seleccionado Bicolor.

Es que sin dudas contar en el plantel con alguien que tiene roce en competiciones de mayor nivel a las que hay en Centroamérica es una gran ventaja. En ese sentido, Rubio Rubí sigue dándole motivos de orgullo a la nación de la cual es originario.

El debut en la primera fecha

La incorporación de Rubín al Querétaro se dio hace apenas unos días. De hecho recién el día 12 de este mes lo presentaron oficialmente como refuerzo de los gallos. Por ese motivo parecía difícil que el jugador estuviera siquiera en los planes del entrenador para el juego de la primera fecha.

Sin embargo eso no fue así. Portando el dorsal número 28, el chapín entró en la convocatoria y se sentó en el banco de suplentes. Y la cosa no terminó allí. Aunque sólo fueron unos pocos minutos, jugó contra Toluca ingresando a los 83 cuando el juego iba 21 en favor de los Gallos.

La trayectoria de Rubio Rubín

El futbolista nacido en territorio estadounidense pero que representa al seleccionado guatemalteco nunca tuvo la oportunidad de jugar en la liga de su país, por lo que ha sido legionario durante toda su carrera.

Jugó en Europa en el FC Utrecht de Países Bajos luego pasaría al Silkeborg IF de Dinamarca y finalmente Stabæk IF de Noruega para completar su aventura en el viejo continente. Allí llegaría su primera experiencia en México, primero en Tijuana y luego en Dorados de Sinaloa. Luego pasaría por San Diego Loyal SC, Real Salt Lake antes de llegar a su actual club.