Llegó la primera sorpresa del Mundial de Qatar 2022. La selección de Arabia Saudita le remontó 2-1 a Argentina en la primera jornada del Grupo E y le puso fin a su extenso invicto, que comenzó a forjarse en 2019, luego de perder la semifinal de la Copa América de dicho año ante Brasil.

El gol de la Albiceleste llegó pronto, tras un agarrón de Said a Paredes en un tiro de esquina que fue sancionado con delay a instancias del VAR. Nuevamente, como en Rusia 2018, Lionel Messi (10') tuvo un penal en el partido inaugural, pero esta vez terminó en el fondo de la red. Una recompensa para el astro del PSG, quien tuvo un remate claro dentro del área minutos antes que tapó de forma sensacional Alowais.

Los saudíes reaccionaron adueñándose de la posesión y presionando alto, generando algunos errores en la salida de los sudamericanos, que apostaron a los contragolpes. Sin embargo, la última línea del conjunto de Hervé Renard estaba adelantada y dejó en offside en numerosas ocasiones a sus rivales. Así, fueron bien anulados tres goles: uno de Messi y dos de Martínez.

Esta tendencia se revirtió en el epílogo de la primera parte, con Argentina recuperando el dominio y generando peligro en el área de los Halcones Verdes. Estos, para colmo, se debilitaron en ese período debido a la salida de Salman Al-Faraj, su capitán y el mediocentro que marcaba el ritmo de juego del equipo, por lesión.

Empero, ni bien inició el complemento, Arabia Saudita le encajó un cachetazo inesperado al conjunto de Lionel Scaloni: Saleh Al-Shehri (48') y Salem Al-Dawsari (53') revirtieron el marcador con dos golazos que nacieron tras fallas en anticipos de la defensa argentina. Para intentar revertir la situación, ingresaron Julián Álvarez por "Papu" Gómez, Enzo Fernández en lugar de Leandro Paredes y Lisandro Martínez por Cristian Romero.

Desde aquí hasta el final del juego, los dos veces campeones del mundo se asentaron y generaron numerosas ocasiones, aunque pocas de peligro. Principalmente desde el sector de Di María. Pero no pudieron penetrar la rocosa marca y buena disposición táctica de los árabes, que a los ojos del planeta le quitaron el invicto a la Albiceleste de 35 encuentros sin derrotas, impidiéndole alcanzar a Italia, que entre 2018 y 2021 registró 37.

Argentina no tiene margen de error de aquí en más en el Grupo C. En la próxima jornada, que se jugará este sábado 26 de noviembre, se medirá a México a partir de las 13:00 horas de Centroamérica. Arabia Saudita, por su parte, se medirá a la Polonia de Robert Lewandowski más temprano, a las 7:00.