El jovencito dibujó su propio albúm con mucha imaginación y empeño
Noticias Rusia 2018

El álbum más tierno del Mundial recibió una recompensa

Pedro, un niño brasileño de ocho años, le pidió a su mamá el álbum del Mundial. Ella, una cajera de supermercado, le dijo que no tenía dinero. Lo que hizo el jovencito se ganó el cariño del mundo.

Por: Eduardo Ceccato García

Pedrito recibió figuritas con una ilustración suya como regalo del colegio

Pedrito recibió figuritas con una ilustración suya como regalo del colegio Twitter

Dedicaba sus ratos libres a dibujar a cada una de sus estrellas del Mundial

Dedicaba sus ratos libres a dibujar a cada una de sus estrellas del Mundial Twitter

Dibujó a todos sus ídolos de la selección brasileña en Rusia 2018

Dibujó a todos sus ídolos de la selección brasileña en Rusia 2018 Twitter

La similitud de sus dibujos la logró gracias a los álbumes de sus compañeros

La similitud de sus dibujos la logró gracias a los álbumes de sus compañeros Twitter

Pedrito también dibujó la figurita del argentino Lionel Messi

Pedrito también dibujó la figurita del argentino Lionel Messi Twitter

Pedro Henrique Blaco Arouca, un niño brasileño de solo ocho años, sintió -como mucho de nosotros- la fiebre mundialista y le pidió el álbum de Rusia 2018 a su mamá. Ella, una cajera de supermercado, le dijo que no tenía dinero para complacerlo.

El jovencito no esperaba esa respuesta y lo que hizo se ganó el cariño del mundo, que hizo viral la obra del niño de Sao Paulo. ¿Qué hizo Pedrito? Puso su imaginación a volar y dibujó a cada una de sus estrellas del fútbol. Pensó que se reirían de él, pero ahora todos lo adoramos.

La viralización de su obra fue inmediata, la historia la siguió uno de los canales televisivos más grandes de Brasil y en las redes sociales llovieron los ofrecimientos de complacer su deseo, que se concretó el viernes ante la sorpresa de Pedrito.

La falta de recursos para llenar el álbum no le quitó la ilusión, ni desanimó a este pequeño, quien se las ingenió y dibujó a sus ídolos en las hojas de su cuaderno, hizo réplicas de sus estrellas del mundial, apoyado por sus compañeros de clase y sus maestras.

Pedro Henrique pintó a 126 jugadores entres los que se encuentran sus grandes ídolos: Neymar y Messi. Los niños no necesitan dinero para ser felices, sólo un poco de imaginación y este jovencito brasileño nos demostró que aún nos queda mucha humanidad.

Temas:


Lee También

Comentarios

Ante la posible llegada de Courtois al Real Madrid, ¿qué debe hacer Keylor?

Quedarse y pelear el puesto
Irse a un equipo que lo valore de verdad

sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail