La Selección de Fútbol de Honduras ha logrado su primer gran cometido en el Campeonato Concacaf Sub-20 que se desarrolla en su casa: se adueñaron de uno de los boletos que el certamen entrega para el Mundial de la categoría, que se desarrollará el año próximo en Indonesia.

Luego de cerrar una fase de grupos perfecta (con tres victorias y sin recibir ni un solo gol) e iniciar la etapa eliminatoria con un 4-1 sobre Curazao, La Bicolor se vio las caras con Panamá en cuartos de final. Empezó perdiendo por 1-0, pero un doblete de Marco Aceituno (uno de ellos, de penal) le permitió a los catrachos imponerse y avanzar a semifinales (donde se pondrá en juego, ante Estados Unidos, el pasaje a los Juegos Olímpicos).

Al margen de la instancia preliminar, el joven del Real España es actualmente el máximo goleador del torneo, con los seis goles que lleva convertidos (contando la Ronda Previa, ese mérito sería del curazoleño Juruel Bernadina, con siete). Transfermarkt, a falta de que su actuación pueda verse reflejada en el sitio, le pone un interesante precio a su ficha.

La página especializada en aspectos tales como valor de mercado de jugadores; de los clubes en general y cifras concretas de las transacciones, le situó un valor de 100.000 euros al delantero nacido en diciembre de 2003. Se trata de la misma cotización que tienen algunos de sus compañeros catedráticos (como Qauye; Reyes y Perelló, entre otros).

Honduras deberá disputar este viernes 1° de julio las semifinales del Campeonato Concacaf Sub-20 ante los Estados Unidos, con la intención de meterse una vez más en los Juegos Olímpicos. ¿Lograrán su cometido?