Después de varias idas y vueltas, Aaron Herrera ya es jugador de la Selección de Guatemala. El lateral entrenó hoy por primera vez con el combinado chapín y lo hizo junto a su ex compañero en Real Salt Lake, Rubio Rubín. Ambos tienen la historia en común de nacer en Estados Unidos e inclinarse por los centroamericanos.

Sobre el arribo del actual defensor del Montreal CF, el atacante habló y se mostró muy emocionado. Destacó la vasta experiencia que tiene su compatriota en la liga estadounidense y todo lo que podrá aportarle a la Azul y Blanco a partir de ahora.

Estoy feliz, ayuda mucho al equipo. Tiene muchos partidos jugados en la MLS, tiene mucho ritmo jugando con CF Montreal y va a ayudar mucho en defensa con lo que pueda hacer, nos va a ayudar mucho”, comenzó declarando Rubio Rubín.

El delantero también se puso hablar sobre el futuro rival de Guatemala: Es un buen equipo, estuvo en el Mundial y tengo un compañero que está con la Selección de Costa Rica es mundialista. Sé que tienen buen equipo, sabemos lo que puede ser, pero si nos enfocamos en lo nuestro podemos hacer un buen partido”.

Para finalizar, el atacante cerró sobre el partido que se viene: “Costa Rica es un rival que estará en la Copa Oro y debemos prepararnos para los partidos que tendremos ante rivales de Concacaf, por lo que el juego ante Costa Rica nos ayuda mucho”.