El empate 1-1 entre la Selección Nacional de El Salvador y Bonaire ha desatado una serie de disputas y revelaciones que sacuden los cimientos del fútbol salvadoreño. Tras las críticas generadas por el rendimiento en el campo, ahora se revela un problema de fondo relacionado con la organización de los partidos amistosos.

La empresa AGM, que asegura tener derechos prioritarios para organizar estos encuentros de la Selecta, ha expresado su descontento por el duelo contra los caribeños. La firma aduce que ya estaban pactados los partidos ante Argentina y Honduras.

¿Cuál es la denuncia que le hace AGM a la Federación de El Salvador?

En un comunicado público, AGM acusa a la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) de incumplir con el derecho de prioridad otorgado. Esto ha provocado que se complique la realización de partidos internacionales armados por parte de la empresa.

Uno de los puntos más graves señalados por ellos es la organización del partido contra Bonaire después de haber confirmado los encuentros contra Honduras y Argentina. Esta acción, según la empresa, viola directamente los reglamentos de la FIFA y el calendario internacional de partidos. Además, afirman haber sufrido pérdidas económicas significativas como resultado de esta violación.

Sin embargo, detrás de esta controversia parece haber otros aspectos en juego. Según fuentes anónimas que brindó el medio Cancha, existe una deuda considerable por parte de AGM hacia la FESFUT, a pesar de que la empresa afirma haber invertido grandes sumas de dinero en el contrato. Además, se sugiere que AGM habría violado otros aspectos del contrato, lo que podría llevar a una posible contrademanda por parte de la FESFUT.

Hasta el momento, no ha habido más pronunciamientos públicos por parte de AGM ni de la FESFUT. Humberto Sáenz Marinero, presidente de la Comisión de Regularización, ha negado el comunicado de la empresa y ha afirmado que el tema será tratado en las instancias correspondientes.

¿Qué podría suceder con la demanda de AGM a la FESFUT?

En caso de que AGM este diciendo la verdad, FESFUT debería pagar una fuerte suma de dinero a la empresa organizadora por haber incumplicado con el contrato. De todas maneras, desde la Federación aseguran que podría haber una contrademanda por los montos que adeuda la empresa.

¡Para los que viven el fútbol! Únete a nuestro canal oficial de WhatsApp y no te pierdas ninguna noticia de calidad de Fútbol Centroamérica.