El empate 0 a 0, como casi siempre que se da este resultado en cualquier partido de fútbol, dejo muchos sinsabores. Especialmente porque se trataba del regreso del campeón a la actividad luego de su proclamación a finales de diciembre. Claramente se esperaba muchísimo más.

Sin embargo, y pese a lo poco satisfactorio que es una igualdad sin goles (en este caso, ante Fuerte San Francisco), hay algo positivo para rescatar de este match, y es que se estiró la impresionante racha invicta de Águila.

Aunque obviamente el equipo necesita mejorar en ciertos aspectos, el hecho de no perder tampoco deja de ser alentador, especialmente cuanto hace ya tanto tiempo que los fanáticos no tienen que experimentar en dolor de la derrota.

La histórica racha

Águila sumó un nuevo encuentro sin perder. Aunque el resultado no fue el más agradable, sobre todo tomando en cuenta que siempre se espera que el campeón debute en su máximo esplendor con una victoria, pero este empate no deja de tener su sabor dulce.

Los negronaranjas alcanzaron así una racha de 20 partidos consecutivos sin conocer la derrota en el arranque de los torneos cortos, con 12 victorias y 8 empates. Está claro que al conjunto emplumado se le dan bien los inicios de campeonato.

La última derrota

Allá lejos y en el tiempo hay que buscar la última vez que los aguiluchos debutaron en un torneo con el amargo sabor de la derrota. A lo largo de 10 años, con empates y victorias, siempre tuvieron comienzos sumando puntos.

Pero en el Clausura 2014 no fue así. Sí, diez años hacia atrás hay que ir para encontrar un inicio de torneo en falso por parte de los últimos campeones. En aquella ocasión el rival fue Santa Tecla quienes dieron cuenta de Águila por 20 con golees de Facundo Simioli y Ricardo Orellana.