Este viernes fue un día completamente especial para el joven delantero de la Selección Nacional de Costa Rica, Jewison Bennette. El veloz atacante se convirtió en la figura del conjunto costarricense anotando los dos goles de su selección, y de paso, los dos primeros vestido con la camiseta de la Sele.

Absolutamente todos los medios de comunicación en Costa Rica y también algunos en el extranjero dieron cuenta de la calidad del atacante del Sunderland, quien con apenas 18 años, levantó la mano para ponerse la capa y vestirse de héroe en la selección tica.

Humildad, pies en tierra y cabeza fría

Al finalizar el encuentro, Bennette atendió a algunos medios de comunicación y a pesar de tener una noche mágica, se mostró mesurado en sus declaraciones.

“La verdad estoy muy contento, sabíamos que sería un partido difícil por el ritmo de los jugadores. Ellos practican un fútbol muy rápido, es lo que nos vamos a encontrar en el Mundial. Entonces este fogueo nos va a servir mucho. En lo individual me sentí bien y agradecido con Dios por los dos goles” manifestó el exherediano.

Sus dos anotaciones no lo elevan emocionalmente y parece tener claro que aún da sus primeros pasos. Posteriormente procedió a evaluar el partido en general.

"Sabíamos que ellos nos iban a presionar, por lo que al tener la oportunidad de atacarlos lo íbamos a hacer. Pero lo primero era soportar, aguntar y ya cuando tuvimos más confianza nos fuimos encima de ellos y conseguimos los dos goles" agregó.

Jeweison no esconde su gran momento, pero es claro en atribuirle parte de su desarrollo a lo que ha viido con el Sunderland en apenas los pocos días que lleva por el viejo continente.

"En Europa, con el Sunderland la preparación es diferente, tienes más cosas y eso me ha ayudado a tener más confianza, saber que el ritmo es diferente y hay que cambiar de ritmo para jugar. Entonces al venir con la Selección Nacional todas esas cosas que se han aprendido las ponemos al servicios de la Selección" indicó Bennette

Finalmente se refirió a lo personal y a cómo se toma estar en un gran momento y bajo el ojo público durante las últimas semanas.

"En lo personal trabajo día a día que es lo más importante para seguir creciendo y no entrar en zona de confort. Estoy muy joven, tengo mucho por aprender de los mejores y creo que en el día a día escuchar a los líderes del equipo me ayudará a crecer y el trabajo nos dará muchos buenos resultados" dijo con mucha maduréz y humildad el goleador.

 

Y agregó: "Creo que se debe confiar en el trabajo día a día, en las habilidades que uno tiene. Tener el apoyo y el calor de la familia siempre es importante. Es necesario trabajar y trabajar, porque al final eso es lo que te dará la recompensa en la cancha"