¡Vive, vive, Cartago vive! Hoy más que nunca, hay razones para entender el cántico por excelencia de la afición brumosa, el triunfo de este martes ante Herediano tiene a los blanquiazules con el ánimo al tope, no solo por dejar eliminado al actual campeón, sino por volver a una instancia final.

Cartaginés no llegaba a una fase final (de ningún tipo) desde 2013, cuando disputó, justamente ante Herediano, la final del Campeonato de Verano 2013. En aquella oportunidad brumosos y florenses se encontraban en la gran fiesta después de haber dejado en el camino a Saprissa y Pérez Zeledón respectivamente.

Una final que dolió

El juego de ida se disputó en el estadio José Rafael Fello Meza de Cartago con un llenazo a reventar y un ambiente pesado e inmejorable. Esa noche, el goleador histórico de Costa Rica, Víctor el Mambo Núñez, abriría el marcador én favor del Herediano al 25´, y silenciaba momentáneamente a la afición azul.

Pero en la segunda mitad  todo cambió; Cartaginés aplastó al Team y empujó 3 goles en la cabaña del arquero florense, Leonel Moreira; parecía una sentencia de muerte para Herediano con un 3 por 1 en su contra.

No obstante, los florenses se motivaron desde días antes y se mentalizaron en revertir el marcador en su casa. Y así fue, el Team logró empatar el global con marcador idéntico al juego de ida y finalmente los penales definieron al campeón; Herediano levantó el cetro.

 

Aparte de esa memorable fecha, Cartaginés ha estado en finales de segunda fase en 3 oportunidades más; a saber, en la temporada 1992-93 vs Alajuelense (avanzó Cartaginés), también en el torneo 1995-96 de nuevo ante Alajuelense (avanzó Cartaginés) y la última vez, en el Clausura 1998 contra Saprissa (avanzó Saprissa), según datos del peridista deportivo y estadístico Cristian Sandoval Pacheco.

Nueve años esperó el club de la vieja Metrópoli para volver a saborear estas instancias y lo hizo de gran forma, prueba de ello fue la celebración de sus aficionados en las calles de la ciudad hasta altas horas de la noche; ahora toca esperar quién será su próximo rival.