El torneo Apertura llegó a su final y con ello se abre el mercado de pases y contrataciones para los 12 equipos de la Primera División de Costa Rica, sin embargo lo que antes era una época de ilusión para miles y limes de aficionados morados, es hoy una decepción tras otra. ¿La razón? La dirigencia optó por contrataciones discretas.

Desde la llegada del nuevo Gerente Deportivo Ángel Luis Catalina al Deportivo Saprissa, no ha habido ninguna incorporación al primer equipo que logre despertar el interés o los aplausos de su gran afición. La tónica parece ser la discreción y el bajo perfil, no solo en lo mediático, sino también en lo deportivo.

Durante el tiempo que lleva al mando del monstruo, el español ha anunciado 8 contrataciones en total, pero ninguna de ellas tiene el nivel que uno se esperaría para el Saprissa; a saber:

  • Kevin Chamorro
  • Kevin Espinoza
  • Jossimar Pemberton (ya fuera)
  • Carlos Villegas
  • Julen Cordero
  • David Ramírez (ya fuera)
  • Francisco Rodríguez
  • Andy Reyes

El tema volvió a ser noticia el día de ayer cuando la dirigencia del monstruo anunció la llegada de Andy Reyes al equipo. Reyes provienee Cartaginés con un cartel muy pobre y es uno de los llamados a hacer brillar la zona de ataque del Saprissa.

El inconveniente es que el atacante de 22 años acumuló 21 partidos en el torneo anterior con Cartaginés, en donde no anotó en una sola ocasión y apenas aportó dos asistencias. Pero si extendemos el rango, los números son alarmantes. En toda su carrera, Reyes tiene 130 partidos disputados, 18 goles anotados y 13 asistencias, pero 10 de esos goles los convirtió en la segunda categoría de Austria, con el FC Juniors.

Propiamente en Cartaginés, el jugador participó en en 54 encuentros, anotando apenas 4 goles y en la actualidad suma 25 partidos sin romper las redes, promediando un gol por cada 565 minutos de juego; Todas estas estadísticas publicadas por el periodista y estadístico Cristian Sandoval Pacheco.

Cifras realmente pobres para un club de la jerarquía del Saprissa y que acaban poco a poco con la paciencia de sus seguidores, quienes han dejado claro en redes sociales su malestar tras las decisiones tomadas.

Esta situación despierta las dudas para un club que deberá atender en este 2022 el torneo nacional y también el torneo de Liga de Campeones de Concacaf, un duro reto hasta para la planilla más fuerte. Saprissa hoy vuela bajo, no sabemos si por estrategia o por limitaciones de otro tipo, lo cierto es que les será muy difícil pelear arriba con tantos cuestionamientos.