Este sábado por la noche la Selección de Costa Rica retornó a suelo costarricense luego de su travesía por el Mundial de Qatar, donde quedaron eliminados en primera ronda tras sus duelos en el Grupo E ante España, Japón y Alemania.

El conjunto de deportistas fue recibido por un grupo pequeño de personas y algunos miembros de la prena que siguieron el trayecto de los seleccionados hasta su arribo a suelo tico donde cada jugador ahora deberá sumarse a sus clubes y continuar con sus respectivas carreras.

Lo rescatable de Qatar

Sin embargo y pese a que hay muchas cosas qué señalar de lo ocurrido en Qatar, hay algunas fichas del engranaje tico que llamaron la atención y ahora, con el Mundial en las espaldas, son el objetivo de los equipos ticos.

Tal es el caso del sancarleño Carlos Martínez, quien viajó con la Sele a la fiesta mundialista y tuvo sus minutos de acción. A Martinez le restan 6 meses de contrato con los Toros del Norte, pero según medios de comunicación costarricenses, tanto Alajuelense como Saprissa mostraron interés en sus servicios.

De manera que ahora, si alguno de estos equipos quiere dejarse al lateral, deberá cancelar un monto por la prematura terminación del contrato o, caso contrario, esperar a que se cumpla el plazo y firmarlo al terminar el ligamen.

Martinez, de 23 años, pidió su desvinculación del cuadro norteño y ya recibió una oferta formal de Alajuelense, por lo que su actual equipo debe analizar la propuesta para definir su fururo.

A los manudos les urge llenar el espacio que dejó la reciente salida de Aubrey David quien partió hacia el fútbol ecuatoriano, así como también la salida del delantero panameño Rolando Blackburn y las inminentes salidas de Bernald Alfaro y José Miguel Cubero.