"Ante el gol de ellos, cambiamos y nos repusimos"

Óscar Ramírez reconoció que Costa Rica no comenzó bien el duelo ante Canadá, pero resaltó la capacidad de sus dirigidos para recuperarse y expresó que, de no ser por el portero rival, se habrían llevado los tres puntos.


El seleccionado costarricense dejó más dudas que certezas tras el empate 1-1 a Canadá, que no termina de definirlo como un candidato serio a quedarse con la Copa Oro.

Sin embargo, Machillo Ramírez está convencido de que sus dirigidos irán tomando ritmo con el correr de la competición y destacó la capacidad para reponerse tras estar en desventaja ante Canadá.

"Es un segundo partido, esto es una preparación, no es una excusa porque nos falta fineza, pero tenemos buen volumen. Nos gustaría anotar dos o tres goles por partido pero esto es fútbol, el portero también cuenta, en esto de la efectividad es así. Hay cosas que hay que entender y que las vemos los que estamos ahí adentro, nos gustaría ser más fluidos en otras cosas, pero es el segundo partido", afirmó el entrenador.

Otro mal que está padeciendo Costa Rica en el transcurso de la Copa Oro es el de las lesiones, ya que a la baja de Oviedo, se le han sumado ahora otros integrantes de la enfermería sobre los que Ramírez dio un primer diagnóstico.

"Joel venía con una pequeña molestia, hizo pruebas y las aguantó pero lastimosamente tuvo una recaída. Lo de Guzmán es una jugada fortuita y lo que hicimos fue guardarlo un poquito y lo de Gamboa es un sobre esfuerzo en una jugada, por eso se hicieron los cambios", concluyó el entrenador.