Román volvió a ser héroe

Román volvió a ser héroe

El defensor anotó el agónico empate 2-2 para Panamá ante Honduras y transformó en encantador el infierno que se vivía en el Rommel Fernández.

Cuando el seleccionado catracho ponía a los canaleros contra las cuerdas en su sueño de alcanzar de una vez por todas la clasificación a un Mundial, apareció Román Torres, nacido para la hazaña, para conservar así la posición en el Hexagonal Final que le garantiza a Panamá la posibilidad de jugar un repechaje.

Romell Quioto fue el primero en silenciar el Romell Fernández con el tanto que inauguró el marcador en apenas 6 minutos de juego. Sin embargo, los canaleros lograrían la igualdad desde la cabeza de Blas Pérez, a los 41' de esa primera mitad.

En el complemento y tras un par de ocasiones ofensivas de Panamá que no terminaron de llevar peligro real al marco catracho, Alberth Elis aprovechó una gran jugada y asistencia de Rony Martínez para vencer a Penedo y provocar el estallido del banco hondureño con Pinto a la cabeza.

El estadio entró en ebullición y el público no supo comportarse, cayendo en la trampa de la Honduras de Pinto que le quitó ritmo al encuentro. Cuando todo era desesperación, comenzada la cuenta regresiva de los cinco minutos de adición señalados por el cuarto árbitro, Román Torres volvió a aparecer en el lugar correcto y en el momento justo, para marcar un empate que, dadas las circunstancias, para Panamá tuvo sabor a triunfo... Y para los catrachos a derrota.

+Quioto abrió el marcador

+Empate parcial de Blas Pérez

+Elis devolvía a Honduras la ventaja