La primera victoria de la Copa América se la lleva el anfitrión

La primera victoria de la Copa América se la lleva el anfitrión

(Foto: Getty) Chile era superior pero le costaba vulnerar a Ecuador hasta que Vidal lo hizo de penal en el complemento. Y Vargas sobre el final sentenció el 2-0.

Chile y Ecuador daban inicio al sueño de una buena parte del continente. Y el dueño de casa salió a llevarse por delante directamente a su rival, ya que al minuto Alexis Sánchez falló un claro mano a mano. La Roja era superior, aunque fallaba en la definición. Sin embargo, a los 18 una notable acción de Montero por izquierda obligó a Bravo a desviarla. Luego, la presión trasandina cesó un poco y le permitió a la visita acomodarse. A los 38, una proyección fantástica de Isla por la derecha casi se convierte en el primero. Con un desarrollo más equilibrado, se fueron al descanso sin tantos.

Ecuador fue inocente en muchas situaciones y careció de profundidad.

En el complemento, el duelo fue similar: uno iba, el otro esperaba y contraatacaba. A los ocho, Enner Valencia tuvo una chance inmejorable, dentro del área y de frente al arco, pero la tiró directamente afuera. Y la primera alegría de la Copa llegó a los 20 del complemento: un penal inocente sobre Vidal le posibilitó al propio Rey Arturo estampar el 1-0 desde los doce pasos, para que la Roja se soltara de a poco.

A diez del cierre, un cabezazo de Bolaños en el travesaño paralizó a casi todo el estadio, que justamente instantes después estalló: Vargas quedó mano a mano con el arquero, definió bárbaro y sentenció la historia. A pesar de la infantil expulsión de Matías Fernández, que apenas jugó media hora, fue 2-0 para el dueño de casa y fiesta absoluta en Santiago.

+Los goles:

+Están las listas para la Copa de Oro

+Héctor Ramos ya reza hacia La Meca

+Disfruta las mejores galerías