FutbolCentroAmerica.com
Escrito por
FutbolCentroAmerica.com
@futbolcentroame
domingo 13/11/16

"Panamá tiene que hacer respetar la casa"

El capitán de la Roja aseguró que la localía tiene que ser factor en el duelo ante México del próximo martes.

Luego del gran triunfo que obtuvo en Honduras, la selección de Panamá recibirá el martes a México por la segunda jornada del Hexagonal Final de las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

A pesar de no haber sumado minutos en San Pedro Sula, Román Torres está de regreso en la Roja y cree que la Roja tiene que hacer respetar su localía para llegar al Mundial.

Si nosotros ganamos todos los partidos como locales, estamos en el Mundial

"Panamá tiene que hacer respetar la casa. México es un equipo que tiene buenos jugadores y también saben que nosotros somos un buen equipo. Va a ser un partido muy importante, pero nosotros tenemos que imponer la localía y sacar estos tres puntos vitales para nosotros. Si nosotros ganamos todos los partidos como locales, estamos en el Mundial", dijo en entrevista con FIFA.com.

Por otro lado, el capitán de los Canaleros recordó la grave lesión que sufrió en septiembre del año pasado, que lo tuvo casi un año fuera de las canchas.

"La verdad es que cuando caí sentí mucho dolor, pero no pensé que fuera tan grave, porque pude salir caminando. Después de eso viajé, me hicieron la resonancia y, cuando el doctor me dice que tengo casi todos los ligamentos rotos, que me tienen que operar y que son 8 ó 9 meses de recuperación, se me vino el mundo encima. Nunca había tenido una lesión así tan grave", señaló.

Es difícil mirar los partidos desde la TV sabiendo que no se puede estar ahí para ayudar

"Es difícil mirar los partidos desde la TV sabiendo que no se puede estar ahí para ayudar. Sin embargo, siempre estuve mandándoles esa energía positiva. Estuve en contacto con ellos, hablábamos por el chat; eso los llenaba de motivación. Tuve la oportunidad de viajar con ellos y eso me ayudó mucho para salir adelante", añadió.

Para finalizar, Mazinger aseguró que la fortaleza que le enseñó su padre fue fundamental para salir adelante en ese momento tan difícil.

"De mi papá aprendí a nunca rendirme. Él me enseñó desde niño a sacrificarme por lo que uno quiere. Hubo momentos donde yo estaba solo y mi familia lejos, en Panamá. Entonces tenía que ser muy fuerte. Oraba mucho, hablaba con Dios para que me diera la fuerza. Poco a poco fui avanzando; hubo noches donde lloraba porque iba a estar mucho tiempo sin hacer lo que más me gusta. Pero, a través del sacrificio, cada día me proponía la meta de salir adelante y recuperarme", concluyó.

Román ya sabe lo que es anotarle a México:

+ El XI Ideal de la Jornada 1 del Hexagonal