En treinta segundos terminó el sueño

En treinta segundos terminó el sueño

Honduras sintió la presión de jugar una semifinal contra el local y cayó por 6-0, por lo que tendrá que conformarse con ir por el bronce olímpico.

Cuántos minutos tendría que haber aguantado Honduras para poner nervioso a Brasil e invocar en el Maracaná los fantasmas del pasado, nadie lo sabrá. Porque al seleccionado local, ayudado por el fondo catracho, le costó poco menos de 30 segundos vencer el marco de Buba López y ponerse en ventaja para dominar el encuentro a gusto.

Tras la temprana anotación de Neymar, los puñales a la ilusión del seleccionado hondureño comenzaron a llegar uno tras otro. Dos goles de Gabriel Jesus, a los 25 y a los 34, llevaron el partido con diferencia de tres al descanso, pero nada terminó allí.

De regreso al campo, Marquinhos aumentó en apenas 5 minutos y a los 33, Luan anotó el quinto, mientras que a un minuto del final, Neymar cerró el circulo y le puso cifras definitivas al encuentro desde el punto de penal.

Pero todavía hay con qué soñar, reponerse rápido de la goleada e ir en busca de una medalla de bronce que, también, podría ser histórica.

+Formaciones

+Disfruta las mejores galerías