De pelear por su vida a buscar una medalla olímpica

De pelear por su vida a buscar una medalla olímpica

Marcelo Pereira, titular de la alineación de Pinto, estuvo a punto de perder la vida cuando tan solo era un niño. Hoy es uno de los catrachos que buscará hacer historia. Así lo cuenta su padre.

Pocos saben qué se necesita para estar cara a cara enfrente de la gloria. Los protagonistas y sus más íntimos allegados conocen sus secretos. Así sucede con la familia de Marcelo Pereira.

Es un testimonio de vida con su presencia en los Juegos Olímpicos

El padre del defensor catracho, que hoy estaría desde el arranque ante Corea del Sur por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos, Don Marcelino Pereira dio detalles de lo dura que fue la infancia de su hijo. Y cómo hoy la vida le muestra otra cara.

"Cuando era un bebé casi pierde la vida por un inconveniente de salud. Él estaba con fiebre y convulsionó a un punto que creímos que había perdido la vida", contó Don Marcelino. "Es un testimonio de vida con su presencia en los Juegos Olímpicos", puntualizó. Una desafío que ni siquiera estaba en sus planes.

Además, Marcelo Pereira debió superar la temprana muerte de su madre a los siete años de edad. "Todo este tiempo lo hemos vivido juntos, siempre con mis demás hijos, pero con el que he dormido a la par es con él", narró el padre, al que seguramente lo invadirá la emoción con su hijo salte al Mineirão de Belo Horizonte para defender su bandera.

+ El gran gol de cabeza de Pereira ante Argelia: